¿Qué tipos de ojeras existen?

Las ojeras y bolsas envejecen nuestra mirada, y son una preocupación estética especialmente tras el confinamiento. Existen varios tipos de ojeras y podemos diferenciarlos en dos grandes categorías:

Ojeras causadas por el pigmento/ Ojeras pigmentadas

Esta categoría se divide en 2:

Ojeras de tipo vascular, estas ojeras son causadas por un acúmulo o una retención de sangre en la zona de la ojera. Las ojeras de tipo vascular pueden ser temporales (personas que estén en un momento de cansancio, estrés o que duerman mal) o permanentes.

Las ojeras de tipo vascular pueden ser tratadas con ácido hialurónico que acaba con la oscuridad de la ojera y, además, deshincha las bolsas.

Las ojeras de tipo vascular también pueden tratarse con carboxiterapia, que les devuelve la mirada joven y luminosa a las pacientes. Por eso, para este tipo de ojeras recomendamos Beauty Eyes Deluxe, el tratamiento que combina ácido hialurónico y carboxiterapia para conseguir una mirada joven.

Ojeras hiperpigmentadas, aquellas en las que las células de la zona de la ojera generan más melanina y esto provoca el oscurecimiento de la ojera.

Ojeras debidas a la estructura de la ojera/ Ojeras estructurales

Dentro de estas podemos diferenciarlas entre:

Ojeras hundidas donde la parte de la ojera se muestra más hundida que la del pómulo. Este tipo de ojera se mejora con ácido hialurónico de diferentes densidades que consigue devolverle a tu rostro su estructura facial, eliminado el efecto hundido.

Bolsas, estas se causan por la flacidez de la piel, descolgamiento de estructuras grasas y el acúmulo de líquido. Para las bolsas el tratamiento más recomendado es el de blefaroplastia, una cirugía en la que se elimina la piel sobrante para dar juventud a la mirada de la paciente.

En Clínicas Dorsia sabemos que cada paciente es única, por eso antes de decidir un tratamiento u otro las pacientes reciben una valoración de un profesional estético.

Buscar en dorsia
Política de privacidad
Suscripción a la Newsletter