¿Comes por ansiedad?

¿Comes por ansiedad?

¿Sabes que comer ansiedad es bastante común? Ocurre porque cuando tenemos ansiedad se nos bajan los niveles de leptina (la hormona que regula el apetito) y esto hace que automáticamente tengamos hambre.

El problema al comer por ansiedad es que queremos comer lo que sea, ya sea dulce o salado, pero generalmente es comida poco saludable y que no nos aporta nada bueno.

Hay que aprender a diferenciar el hambre de la ansiedad, cuando tenemos ansiedad por comer suele ser un hambre repentina. Esta ansiedad puede aparecer cuando estamos realizando una dieta muy restrictiva, ya que genera ansiedad y tenemos ganas de “abandonar” esa dieta cuanto antes. Por eso, una buena dieta es aquella no restrictiva en la que comes de todos los grupos de alimentos y que está supervisada por un profesional de la nutrición.

En estos momentos de antojos nuestros nutricionistas recomiendan comer fruta, frutos secos o gelatinas.

¿Qué dieta puedo realizar?

La mejor dieta es aquella supervisada por un nutricionista y que se adapta a tus gustos y tus necesidades sin que pases hambre o sin que sientas que la comida no te gusta.

En Clínicas Dorsia, contamos con programas de nutrición como Minerva 10, 15 o 20 (que incluyen aparatología), Minerva Keto Plus o Ayuno RESET pero, además, contamos con un test que nos permite saber cómo afectan los genes a tu exceso de peso.

Obesity Test by Minerva es el test genético que estudia los factores genéticos de cada paciente para que podamos conocer el origen del exceso de peso u obesidad. Este estudio analiza más de 50 categorías nutricionales y más de 850 alimentos para comenzar una dieta personalizada con recomendaciones nutricionales para comenzar tu nueva vida. Realizar este test es muy beneficioso ya que hasta un 70% de tu IMC puede estar determinado por tus genes.

Buscar en dorsia
Política de privacidad
Suscripción a la Newsletter